Con zapato muy justo, nadie anda a gusto.